Newsletter
Empresa > Quiénes somos

Quiénes somos

La historia de BABBI es la historia de una familia.

En el corazón de Romagna, región rica de tradición y de cultura gastronómica, Attilio Babbi, clase 1906, creció alimentando desde joven su amor a su pasión por el arte pastelero.

Después de varios años de experiencia en el ramo, al final de los años cuarenta, inició a producir en el corazón de Cesena los primeros ingredientes para helados artesanales con la intención de alegrar los paseos veraniegos de grandes y pequeños en toda Romagna, hasta fundar, en 1952, la Empresa Pastelera BABBI dedicada a la producción de conos, barquillos y semielaborados para maestros heladeros.

La selección de materias primas de absoluta genuinidad y la frescura de los ingredientes, permiten a BABBI convertirse en el punto de referencia de los maestros del helado artesanal.

Se trataba de una producción altamente estacional, ligada a los meses de verano.

En 1958 Attilio Babbi tuvo la genial intuición de aprovechar los meses de invierno para introducir una nueva línea de producción en la empresa: nacieron así las especialidades pasteleras BABBI.

Attilio intuyó en seguida que el camino justo no era el de los productos de masa, de los cuales el mercado ya era rico, sino el de la creación de “especialidades pasteleras únicas e irrepetibles”mediante el empleo de materias primas nobles , preciadas, genuinas y una elaboración artesanal larga y esmerada.     

De este principio nacieron los Wafer Viennesi y los Waferini, hoy conocidos y apreciados en todo el mundo.

 

“Mis VIENNESI, mis WAFERS, son el resultado de una constante búsqueda, de una experimentación continua, de una aplicación seria, que ha sabido transformar nobles ingredientes en ESPECIALIDADES IRREPETIBLES…”

Attilio Babbi

 

En los años sucesivos Nonno Attilio continuó acompañado en la conducción por el hijo Giulio que desarrolló la red comercial también afuera del territorio de origen hasta llegar a los nietos Carlo, Gianni y Piero que, además de desarrollar la actividad tradicional, crearon una nueva división en el interior de la empresa, iniciando la producción de helados y postres súper finos, tan exclusivos y fantasiosos que merecieron la denominación de “leyenda del helado italiano”.

Todas las fases de elaboración han sido efectuadas completamente, como garantía de autenticidad, calidad y seguridad alimenticia ; desde el tostado de avellanas, almendras, piñones y pistachos, hasta la refinación de las cremas, la pasteurización de las pastas aromaticas, hasta la preparación y cocción de los barquillos, y justamente gracias a esta producción artesanal y maestra crecida con el pasar de los años, BABBI ha logrado imponerse en el mundo como garantía de refinado placer gourmet.

Hoy BABBI, después de 60 años de actividad, de dedicación, de sacrificios, de amor por la tradición y sobre todo de pasión por el arte pastelero, cuenta con un mercado internacional, con locales monomarca en Japón y objetivos siempre nuevos para realizar.

Y bien, nadie en la empresa olvida como todo ha iniciado, hace más de medio siglo, en un pequeño pueblo de Romagna

Familia BABBI